lunes, 11 de octubre de 2010

ANALISIS DE LA PELICULA "EL MERCADER DE VENECIA"

UNIVERSIDAD NACIONAL PEDAGOGICA
UNIDAD 153, ECATEPEC
MAESTRIA EN ENSEÑANZA DE LAS HUMANIDADES
PROFESORA: FLOR DE MARIA JIMENEZ DEL CASTILLO
ASIGNATURA: TEORIA LITERARIA
ALUMNA: GRACIELA GIRON AGUILAR
Análisis de la película: “El Mercader de Venecia”
DOS IDEAS PRINCIPALES:
a)     El préstamo de dinero firmado en pagaré, hecho por un Judío a un Cristiano por una libra de carne,
b)     El de una elección entre objetos de aparentemente distinto valor.

ANALISIS DE LOS PERSONAJES
 Antonio: protagonista.
Es el fiador de Bassanio, en el trato que tiene con Shylock. Personaje enigmático. No muestra nunca ni sus sentimientos, ni parece afectarle los hechos que le ocurren. Se muestra indiferente ante todo. Parece que esté por encima de sus actividades como mercader y no da nunca la sensación de serlo
 Antonio, de creencia cristiana, quien desprecia a la raza judía,  rico mercader que ha empleado todo su dinero en sus barcos, hombre generoso y de buenos sentimientos, al ayudar a su amigo porque lo estima. El héroe o amigo sacrificado.
Se trata desde el principio, de un personaje misterioso,  en el cual las razones de su estado de tristeza no son aclaradas.
Shylock: antagonista
Usurero, judío que cobraba interés por el dinero que prestaba. Shylock  muestra su desagrado contra el que desde un principio ridiculiza su figura y su religión. Así podemos comprender el odio y la rabia de este personaje hacia los otros protagonistas, los cuales, además de despreciar su persona, les roban a su hija y al criado junto con su tesoro de joyas.
Shylock, le presta  dinero a Antonio bajo una condición de que: si la cantidad no es pagada el día fijado, Shylock tendrá derecho a tomarse una libra de carne del cuerpo de Antonio.
Llega a albergar sentimientos de odio y necesidad de venganza.  
Casi hasta el final se nos presenta con apariencia de verdugo, además es un personaje completamente comprensible, con unos sentimientos y una forma de pensar  lógica.
Shylock se muestra contrario a la cláusula del judío, y tiene simpatía por Antonio, pero ha de respetar y defender el prestigio universal de las leyes venecianas
Basanio
 Es el deudor del judío un noble, pero pobre  veneciano que ha malgastado su caudal, pide a su mejor amigo Antonio, tres mil ducados para poder continuar dignamente su noviazgo Basanio elige el acertado, que es el de plomo y se compromete con Porcia.
 Porcia
Rica heredera Porcia, que vive en tierra firme, en Belmonte. Por voluntad de su padre, Porcia se va a casar con aquél pretendiente que, entre tres cofres (uno de oro, otro de plata y otro de plomo), escoja aquél que contiene su retrato. Ella le da una alianza a Basanio como muestra de amor, que  no deberá dejar nunca. Por otro lado Porcia disfrazada de juez y sus criadas Nerissa de ayudanta, dispuestas a defender a Antonio.

ANALISIS DEL ARGUMENTO
El relato cuenta una historia  desencadenada a partir de que Bassanio, un noble pero humilde veneciano, le pide prestado a su amigo, comerciante llamado Antonio, una fuerte cantidad de dinero para poder impactar a la familia de Porcia, una rica heredera con la que se quiere casar.
Como Antonio no tiene disponible esa cantidad de dinero, ya que los había invertido en sus barcos.
Aayuda a Bassanio, pidiéndole ese dinero  a Shylock, un judío usurero que acepta prestar el capital con la única condición de que, si el dinero no es devuelto en la fecha pactada, Antonio deberá dar una libra de carne de su cuerpo más cercana al corazón.
Por decisión paterna, Porcia contraerá matrimonio con aquel joven que consiga encontrar su retrato entre tres cofres (uno de oro, otro de plata y, el restante, de plomo). Por fortuna, Bassanio acierta y se compromete con Porcia, quien, como muestra de amor, le otorga una alianza que él no deberá perder nunca. Por su parte, la criada de la heredera, Nerissa, hace lo mismo con Graciano, un amigo del pretendiente.
Tiempo después, trasciende la noticia de que los barcos de Antonio naufragaron y, ante la imposibilidad de recuperar su dinero, Shylock reclama su libra de carne. Producto de esta situación surge un juicio presidido por el Duque de Venecia. Porcia al enterarse llega al juicio, disfrazada de abogada y Nerissa adopta el rol de asistente con el objetivo de defender a Antonio.
Tras una larga discusión, la supuesta letrada admite que Shylock tiene derecho, por ley, a cobrarse la libra de carne pero con la particularidad de que, en ese proceso, no se puede derramar ni una sola gota de sangre.
Sin embargo, pronto se descubre la conspiración de Shylock y la realidad cambia por completo. Aunque el Gran Duque le perdona la vida, decide repartir sus riquezas entre Antonio y el Estado.
Al conocer esta resolución, el amigo de Basanio propone renunciar a su parte si el acusado se convierte al cristianismo y deja sus propiedades a Jessica, quien ha sido desheredada por haberse casado con un cristiano.
Por su parte, las abogadas (cuya identidad real hasta ese entonces eran desconocida por los involucrados) piden a cambio de su ayuda los anillos que Basanio y Graciano habían recibido de sus esposas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada